Calendario 13 / noviembre / 2017 Cantidad de comentario Sin Comentarios

Recibir críticas es una parte dura e inevitable en el camino de los artistas que hacen público su trabajo. Estos comentarios, especialmente si tu trabajo es muy personal, pueden hacerte sentir expuesto e incluso afectarte, sin embargo es parte del camino del escritor sacar partido de ellas y aprovecharlas a tu favor.

Tengo una reseña mala…

Así que has recibido tu primer crítica negativa…

Duele mucho cuando, frente a tanto trabajo lo que recibes son malas reacciones. Cuando recibas una crítica negativa sobre tu trabajo, la pregunta fundamental que debes hacerte es: ¿vale la pena tomarla en serio?

Criticar es una labor seria, llega a ser por sí misma un arte. Muchos profesionales se dedican a ello… pero eso no necesariamente significa que quien te está criticando tenga idea de lo que dice. Vale la pena que te preguntes si quien te critica está emitiendo una opinión fundamentada de la que puedas sacar provecho o si solo se trata de algún despistado con ganas de desquitarse con alguien y se ha cruzado contigo. En todo caso, no te enganches; al publicar estás exponiendo tu trabajo. Las reacciones que genera en los otros no siempre estarán en tu poder, pero puedes aprovecharlas a tu favor.

No eres tú, soy yo
Existen temas que polarizan a las personas. ¿La critica está dirigida a tu trabajo o a tus ideas? Si la opinión está dirigida al tema más que a tu tratamiento de él, no te enganches. Quien difiere radicalmente con tus ideas, difícilmente será justo con tu trabajo.

Así que has recibido tu primer crítica negativa…

Nada personal
Si tu tema es muy íntimo, puede crear la falsa idea de que por leerte, la gente te conoce. Esta ilusión puede afectarte a ti también. Mantén una distancia sana entre tú y tu trabajo. Aunque en tu trabajo hables de ti, no eres tú, es solo una versión de ti.

Las respuestas negativas también son respuestas
Por más que nos gustaría, las críticas no pueden ser positivas siempre. Una opinión negativa es también una reacción. No es la más agradable pero significa que tu obra generó un impacto suficiente en el lector para romper su indiferencia.

Toma lo que te sirve
¿El comentario en cuestión te hizo repensar algún aspecto de tu obra? Si es así, ya estás dándole la vuelta. Una mala crítica no debe ser nunca motivo para que dejes de lado tu trabajo, es más bien una oportunidad de analizar tu trabajo desde otra óptica.

Todo es perfectible
Tu libro no es perfecto, de hecho, ninguno en este mundo lo es. Ser crítico con tu propia obra te ayudará a tomar mejor los comentarios negativos que hagan otros y decidir cuáles vale tomar en cuenta y cuáles no. No se trata de que seas demasiado duro o te acomplejes; basta que seas consciente de qué aspectos de tu obra son susceptibles a mejorar. Así no será una sorpresa que alguien más los mencione.

Aún así, lo más importante: no te vuelvas complaciente. Tomar en cuenta una crítica no significa acatarla. Recuerda que lo más importante de tu trabajo es la personalidad que quieres imprimir en él. Tu punto de vista es único y es el elemento insustituible de tu trabajo. No dejes que las malas críticas te hagan abandonar tu voz como escritor.

Así que has recibido tu primer crítica negativa…
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto las políticas de privacidad